miércoles, octubre 06, 2010

La Gracia de Dios y aun el pueblo demanda un precio!

El titulo la gracia de Dios y aun el pueblo demanda un precio. Sabes que es lo que ha estado pasando en este tiempo, desde la ultima vez que escribí en mi diario? Wao!!! MUCHO. Déjeme darte un pequeño resumen antes de ir a los últimos detalles de lo que hemos vivido.

Este ano 2010 ha sido candela, palabras proféticas, luego difamaciones y difamaciones.

Me profetizaron viajes eso se a cumplido: en Noviembre estaremos en México.
Me profetizaron mas revelación... pensé ahora que me podrá decir el Señor, pues no veía mas de lo que ya me había revelado.
Luego llegaron las difamaciones, de falsa profeta, donde me acusan de no haber tenido discernimiento al relacionarme con un ministro ex homosexual que segun las malas lenguas aun continuaba en el closet. Le sacaron el expediente del pasado de esta persona que participo en películas pornos, y me decoraron la cabeza con una aureola de las fotos porno de la persona que difamaban junto conmigo.

La revelación de Cristo descendió... escribí una serie en mi FB: http://www.facebook.com/note.php?note_id=10150261170385058

Los Homosexuales y la Gracia de Dios, parte 1, 2, 3 y 4

En menos de una semana perdí 600 amistades en mi pagina de FB, de lo cual me alegre pues me dejaron espacio para personas con mentes dispuestas a aprender, crecer y cambiar.

Luego de la serie parece que se revolcó un avispero demoníaco, del batazo que le di a los religiosos con su EVANGELIO ANATEMA DE OBRAS.

La única manera que tienen los religiosos de tratar de paralizar la obra de Cristo digo tratar, pues no mas, es difamando. Los nuevos insultos fueron, apostolita, falsa apostolita, falsa ministro, Jezabel, ah y la ultima Mita... que Brutal estos religiosos no tienen creatividad, siempre con los mismos insultos.

Que he descubierto que el pueblo aun NO ENTIENDE LA GRACIA DE DIOS. Todavía exigen, demandan un precio por sus pecados. Ese es el único pecados que Dios no perdonara, la blasfemia en contra del Espíritu Santo, es decir rechazar al Hijo como suficiente para cubrir la demanda de la ley por los pecados de la humanidad.

Los ministros, muchos tiene miedo, por privado me decían tienes razón apóstol, de frente donde el publico puede conocer su opinión, silencio. Otros participaron de expectadores cuando un grupo de ministros se dedicaban a murmurrar.

No hay comentarios.: